Posts Tagged ‘Jack Kirby’

Cuando la gnosis de Philip K. Dick encontró a la de Jack Kirby

junio 1, 2017

En el centenario del nacimiento de Jack Kirby podréis encontrar en la red abundante material sobre su biografía y un montón de interpretaciones convencionales sobre la obra de este apasionante artista. En mi ensayo sobre el Rey de los Cómics presento un análisis diferente de su trayectoria a partir del estudio del componente cósmico de en sus creaciones. En él también considero lo que como persona de formación científica no puedo más que considerar como una mera coincidencia, pero que a pesar de ello resulta impactante. Y tiene que ver con la conexión entre Dick y Kirby como dos visionarios gnósticos a la vez que grandes creadores en el contexto de la cultura popular del siglo XX.

El núcleo de sincronía se establece en torno a uno de los trabajos menos valorados de Kirby y una de las novelas más delirantes de Dick: OMAC y VALIS, respectivamente. Aunque esto es un detalle menor, el hecho de que los títulos de las obras sean acrónimos que hagan referencia a personajes o entidades de los relatos llama ligeramente la atención. OMAC fue una creación original de Kirby y puede considerarse en su origen como una serie de ciencia ficción (el devenir posterior del conceptos en el sello editorial DC es otra cuestión, aunque posteriormente, al retomar el personaje John Byrne también optó por una historia muy clásica de ciencia ficción). Una ficción prospectiva, con un futuro parcialmente distópico. Entre éstos destacan algunos topos en los que Kirby conecta con Dick, como la presencia de «súper-ricos» que rigen los destinos de la sociedad, los problemas de identidad asociados con los entes artificiales y el impacto de la tecnología como un elemento disruptivo.

Pero el aspecto de gnosis dickiana surge al considerar el proceso de creación del personaje de OMAC. Éste es un don nadie que es transformado en un superhombre casi invencible por medio de la acción de un satélite en órbita denominado Hermano Ojo, que le aporta sus poderes. Un satélite que todo lo ve con aptitudes demiúrgicas hasta el punto de poder resucitar a OMAC si es conveniente. Un auténtico Ojo en el Cielo. La personalidad anterior a la de OMAC es borrada, es formateada y reconfigurada, bajo la guía opresiva del Hermano Ojo. Realmente ambos constituyen un todo simbiótico. Esta intrusión del satélite en el libre albedrío humano sería importante en la revisión del personaje de Kirby realizada por John Byrne. Y desde luego no es un aspecto que pase por alto el lector incluso en la primera lectura del cómic.

Lo que resulta inquietante son las similitudes entre el proceso de creación de OMAC y la experiencia mística que Dick afirmó que sufrió entre febrero y marzo de 1974. También el creía que un satélite había conectado con él, y de algún modo había reconfigurado su mente de un modo radical, aportándole una marea de información para decodificar. Considerando, todo sea dicho, esta experiencia como una gnosis en la medida que le aportaba un punto de vista verdadero sobre una realidad fenómenica ilusoria y dominada por un demiurgo, que Dick identificaba con la presencia de un Imperio Romano que nunca habría terminado. En sus momentos de «duda escéptica» el narrador californiano creía que tal vez no había conectado con la plenitud de la divinidad sino con una mera sonda extraterrestre que de algún modo habría hurgado en su ya de por sí confusa y patológica mente.

Puede argumentarse que de alguna manera Kirby fue inspirado Por la obra de Dick y esto no tendría nada de extraordinario. El hecho de que OMAC iniciase su andadura en el mismo año de 1974 podría considerarse como una prueba de este hecho. Pero lo cierto es que Dick no relató su experiencia y sus reflexiones en torno a ella hasta mucho después, y la novela no fue publicada hasta 1981. En el otro sentido podría pensarse que la experiencia de Dick fue inducida por la lectura del cómic, pero lo cierto es que es el primer número apareció en los puntos de venta meses después de la experiencia del escritor de ciencia ficción.

¿Accedieron ambos visionarios a una misma realidad y cada uno lo plasmó posteriormente a su modo? ¿Existe alguna otra fuente común de inspiración literaria o cinematográfica anterior? No, con toda seguridad esto es una mera coincidencia, divertida para dedicar una sección de ensayo o una entrada como esta. Pero siempre es más divertido considerar que es un pequeño gran misterio del siempre fascinante mundo de la ciencia ficción.

Anuncios

Minicrónica de la XXVII Semana Negra

julio 14, 2014

Hay muchas semanas negras, casi una por asistente, aquí sólo pretendo dar un par de pinceladas sobre la mía en aquello que creo que puede interesar a los lectores de esta bitácora. Y es que he de hacer énfasis en la gran cantidad de actividades para todos aptas los gustos en esta edición, con una carpa de actividades adicional.

Pero centrándome en aquello relacionado con el fantástico y la cultura popular, pudimos asistir a una clase magistral sobre dibujo de cómics por parte del artista gráfico Juan Giménez y la presentación del cómic de Paco Roca descubrió a muchos aspectos desconocidos de la presencia española en la Segunda Guerra Mundial, y en otros conflictos bélicos del siglo. También pudimos asistir a una interesante tertulia sherlockiana, que empezó siendo bastante convencional, pero que terminó con un más que interesante contraste de los puntos de vista de los participantes, auténticas enciclopedias andantes en lo que respecta a los hechos sobre el famoso detective creado por Conan Doyle.

Como no podía ser de otro modo, también se habló de distopías, esa etiqueta que las editoriales pretenden adjudicar a cualquier obra que tenga algún elemento de ciencia ficción, con una falta de rigor que a veces resulta espectacular. Afortunadamente, los participantes en esta mesa redonda eran grandes conocedores del género y nos explicaron muy bien qué son las distopías, y cuáles son los límites a la hora de considerar una obra literaria como tal.

Y por supuesto, también hubo presentaciones de novelas. Juan Miguel Aguilera nos llevó al mundo de Simbad, y nos explicó la importancia de la documentación en una obra como esta. Algo sobre lo que también hizo énfasis Eduardo Vaquerizo al presentarnos su última novela que acontece en ese apasionante mundo ucrónico y steampunk, donde el Imperio Español perduró hasta el siglo XX, pero como un foco de desarrollo y progreso. Vaquerizo nos reveló algunos detalles del proceso de creación de este fascinante universo.

Pero sobre documentación también podría hablarnos Jesús Cañadas, quien en la presentación de su novela con Lovecraft como protagonista nos deleitó también con una explicación del concienzudo proceso de documentación, donde pudimos descubrir que la antigua vivienda del genio de Providence ahora es un local de una famosa cadena famosa por sus cafés. En fin, una gran ironía.

Carmen Moreno nos mostró una versión muy diferente de uno de los clásicos de la literatura, y la que para mí es una de las autoras de ciencia ficción española con más proyección, Felicidad Martínez nos presentó su último y trepidante space opera.

Yo presenté mi ensayo sobre Jack Kirby en el ecuador de la semana, y aunque los nuberos amenazaban con inclemencias atmosféricas el público respondió, como siempre suele suceder en la Semana Negra y pude hablar con Alejandro Caveda sobre las características que hacen diferente a mi ensayo de otro tipo de obras similares. Pero sobre todo pudimos hablar del genio de Jack Kirby y su papel en la cultura popular. Qué mejor lugar que un festival en el que se conjugan la literatura de la mejor calidad, con los mercadillos y las atracciones de feria, para hablar del genial dibujante y su legado. Pero no como un simple dibujante, sino como un autor de ciencia ficción que se expresaba a través de ese medio, como un auténtico demiurgo de la cultura popular.

Presentacion1
De demiurgos está llena la obra de Rodolfo Martínez, empezando por su Ciclo de Drímar, quien precisamente presentó la obra que cierra el ciclo. Pero no sería la única obra de este autor de la que podríamos disfrutar en la Semana Negra. Lo que me lleva a lo que considero que es uno de los aspectos más interesantes de las presentaciones literarias, el encontrar un mismo topo, un tema recurrente en obras de autores con estilos y temáticas muy diferentes.

Ya podía percibirlo en la presentación de la última novela de José Carlos Somoza, que tiene muy buena pinta tanto por las características de los personajes protagonistas como por los elementos de especulación científica presentes en ella. Pero la conexión que he encontrado este año fue entre las novelas de Daniel Pérez Navarro, la de Elia Barceló (quien finalmente sería la ganadora del Premio Celsius) y la novela del ciclo de la Ciudad de Rodolfo Martínez.  Es algo que ocuparía un espacio no muy grande en un ensayo que estoy escribiendo, y creo que al encontrármelo en la obra de autores tan diferentes entre sí, merecería un tratamiento más completo y detallado. Seguramente la calidad de las obras y los autores tiene mucho que ver en que uno se pare a reflexionar sobre cuestiones que trascienden los comentarios concretos en una presentación de una novela.

Y con compras de libros, de cómics y demás cosas frikis, y variadas conversaciones, se completó para mí una edición más de la Semana Negra. Una edición que me ha aportado bastante desde un punto de vista creativo, lo que espero que dé sus frutos en los próximos meses.

The cosmic materialism of Jack Kirby

junio 30, 2014

portada_kirbyIn this post I’ll write some words about my essay on conceptual analysis of Jack Kirby’s works, that for now it has been published in Spanish. The title refers to Jack Kirby as the demiurge of Fourth World. Demiurge of fictional worlds. But also demiurge of our real world by his influence in modern popular culture.

The King was a great artist, but a great thinker too. The book intends to demonstrate this assertion. For this purpose a lot of concepts of Kirby’s comics are analyzed with detail. Concepts from science and science fiction as evolution or antimatter. Others from classical greek and norse mythology. And some from paranormal and mystical literature. But all this is analyzed from a materialistic and scientific perspective.

Book description (in Spanish):

Jack Kirby creó, junto con Stan Lee, una de las más importantes mitologías populares del pasado siglo: el Universo Marvel. Posteriormente, en solitario, se reinventaría a sí mismo como autor completo en sus creaciones del Cuarto Mundo para DC comics. Su influencia, tanto visual como temática, ha sido enorme en el mundo del comic y de la cultura popular en general.

En este ensayo José Manuel Uría repasa la carrera del «Rey» Kirby centrándose en los aspectos quizá menos tratados de su obra: su labor como creador secundario, como demiurgo, no de uno sino de varios universos y las lecturas metafísicas y mitológicas que se derivan de ello. Con rigor y de forma exhaustiva, se repasan los puntos principales de su carrera y se nos muestran algunas de sus facetas menos conocidas.

La biblioteca de Simon y Kirby: Science Fiction

diciembre 15, 2013

simonykirbyEn el catálogo de Diábolo Ediciones pueden encontrarse diversos tomos dedicados al cómic de género norteamericano de la década de los cincuenta del pasado siglo, así pueden encontrarse tomos con lo mejor de Steve Ditko, y por supuesto con las creaciones del dúo formado por Joe Simon y Jack Kirby. Comenzaron con una recopilación de las todas las historias policíacas y ahora le ha tocado el turno a mi género favorito: la ciencia ficción.

La edición está muy cuidada y se incluyen materiales inéditos en castellano. Esto ya sería un motivo suficiente para considerarla como una obra necesaria en la biblioteca de todo buen amante del buen cómic. Pero es que además es una buena muestra de la evolución de la ciencia ficción en el cómic norteamericano, desde el space-opera más pulp de Blue Bolt a a la temática de exploración espacial propia de los años sesenta.

Pero lo más interesante es que en esta recopilación podemos vislumbrar lo que ya estaba presente en el laboratorio de ideas de Jack Kirb en una etapa anterior a su colaboración con Stan Lee, y a sus trabajos más personales como El Cuarto Mundo, Los Eternos, Kamandi o 2001. Algunos de los elementos presentes en estas obras ya lo estaban en algunas de las tiras de ciencia ficción dibujadas por Kirby y que aparecen en este volumen. En las historias breves de Alarming Tales, Black Cat Mystic y Race for the Moon nos encontramos con seres de plasma, epifanías extraterrestres, vestigios arqueológicos de visitas de gigantes extraterrestres o cacerías en la quinta dimensión. Es decir, conceptos extraños y peculiares aún dentro de la ciencia ficción.

Son múltiples hacia lo interdimensional como una manifestación de lo que he denominado en mi ensayo sobre Jack Kirby la realidad expandida. Una prueba de que el Kirby más cósmico que se manifestaría en todo su esplendor en su etapa de colaboración con Stan Lee ya estaba presente en otros trabajos anteriores. Y una prueba del cariño que tanto Simon como Kirby tenían por la ciencia ficción.

Se trata de una obra de referencia para los amantes del cómic de la ciencia ficción, especialmente para aquellos que disfrutan con la ciencia ficción más clásica. Si se quiere más ingenua, pero no por ello menos apasionante e interesante.